Posted on Leave a comment

La leche materna

Leche materna

La leche materna – Todo lo que debes saber 

La leche materna es el principal alimento que una madre le debe suministrar a su hijo durante los primeros meses de vida. Ella le proporciona al pequeño todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para garantizar un crecimiento saludable y adecuado.  

¿Quieres saber más sobre la leche materna y sus beneficios? Entonces, no dejes de leer este artículo. Aquí encontrarás las respuestas a las preguntas más frecuentes acerca de este tema. 

¿Cuáles son los beneficios de la leche materna? 

  • Posee anticuerpos que le brindan al bebé protección contra diferentes enfermedades, entre las que se incluyen: asma, alergias, problemas respiratorios, neumonía y diarrea.  
  • Promueve la recuperación de la madre luego del parto.
  • Nutre al bebé y favorece su crecimiento saludable.  
  • Favorece la digestión y disminuye los cólicos en el bebé. 
  • Gracias a que contiene electrolitos, son capaces de hidratar. 
  • Es rica en minerales como el zinc, calcio, hierro y magnesio. 
  • Ayuda en el establecimiento de un vínculo afectivo positivo entre la madre y el bebé. 
  • Fomenta el desarrollo cerebral. 
Leche materna

¿Qué técnicas existen para generar más leche materna? 

Aunque no lo creas, existen varias formas y técnicas que te permitirán incrementar la cantidad de leche materna que generas a diario, como son:  

  • Comienza a darle pecho a tu bebé lo más pronto posible. Esto es fundamental para que tu cuerpo genere más leche con el tiempo. De hecho, lo recomendable es que el bebé empiece a amamantar hasta una hora después de haber nacido.  
  • Utiliza sacaleches. Mientras más leche materna puedas sacar de tu pecho, más leche producirá tu cuerpo. Así que, usa un sacaleches para sacarte leche durante las horas que estés trabajando o cuando no estés cerca de tu bebé. Intenta sacarte leche durante al menos unos 15 minutos de forma periódica. 
  • Alimenta a tu bebé con frecuencia. Es necesario que le des pecho a tu bebé entre 8 a 12 veces al día, y que utilices el sacaleches entre tomas para mantener el estímulo necesario para que tus pechos produzcan más leche. 
  • Dale a tu bebé de ambos pechos. Es importante que te alternes y que tu bebé amamante de ambos pechos. Así evitarás dolores y fomentarás la generación de más leche. 

¿Qué es el calostro, cuánto dura y cuáles son sus beneficios? 

Antes de que tus pechos comiencen a producir leche, tu cuerpo produce lo que se conoce como “calostro”. Se trata de una sustancia densa y de color amarillo, y funciona como alimento del bebé hasta que comienza la producción de leche. 

Tu cuerpo comienza a producir calostro a partir de tu quinto mes de embarazo, esto con el fin de estar preparado en caso de que el bebé nazca antes de tiempo. Igualmente, esta sustancia se produce hasta  el momento en que tus pechos dan la primera leche, hecho que ocurre aproximadamente a las 48-72 horas luego del parto. 

Cabe destacar que son muchos los beneficios del calostro, entre ellos se encuentran los siguientes: 

  • Brinda protección al intestino, garganta y nariz de tu bebé, gracias a que es una sustancia rica en inmunoglobulina A. 
  • Contiene carbohidratos, por lo que ayuda a evitar que tu bebé sufra de hipoglucemia. 
  • Se trata de una sustancia baja en grasas pero rica en minerales, proteínas y vitaminas, siendo entonces el alimento perfecto para el recién nacido. 
  • Posee anticuerpos que brinda protección frente a diversas enfermedades. 
  • Previene la ictericia, ya que se trata de un compuesto laxante. 

¿Hasta cuándo se debe amamantar? 

Lo más recomendable es que la madre le dé leche materna a su bebé durante al menos 12-24 meses. Por supuesto, este tiempo varía en función de los deseos del niño/a y de la propia madre.  

Consejos y recomendaciones 

  • Es necesario que el bebé tenga un primer contacto con la madre durante las primeras horas luego del parto.  
  • Dale pecho a tu bebé siempre que sea necesario y siempre que el pequeño lo pida. 
  • No te separes de tu hijo/a y bríndale apoyo, cariño, seguridad y amor. 
  • Procura darle pecho a tu bebé en una posición correcta. 
  • Espera a que el bebé sea quien quite tu pecho para dejar de amamantarlo. 
  • Trata de dormir lo suficiente. 
  • Evita estresarte o estar ansiosa. 
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.