Posted on Leave a comment

Bebes prematuros

Bebes prematuros

Bebes prematuros

Se estima que cada año nacen en el mundo alrededor de 15 millones de bebés prematuros. Y esta cifra va en aumento. Muchos de estos niños no sobreviven, otros afortunadamente sí lo hacen y sin ninguna secuela, pero otros sobreviven y desarrollan muchas complicaciones de salud. 

En base a esto creemos que se hace necesario estar informados sobre este tema. Es por ello, que en este artículo te contamos lo que debes saber sobre los bebés prematuros. Si te interesa, sigue leyendo. 

Bebes prematuros

¿Qué es un bebé prematuro? 

Un bebé prematuro es aquel que ha nacido antes del tiempo establecido para la gestación. El parto prematuro se produce cuando las contracciones provocan que el cuello uterino se abra después de la semana 20 y antes de la semana 37.  

Los bebés prematuros son propensos a presentar problemas médicos ya que hay inmadurez en algunos órganos y sistemas.  

Es por ello, que en la mayoría de los casos los bebés necesitan cuidados médicos especiales. Es decir, que deben estar en la unidad de cuidados intensivos neonatales durante varias semanas.  

Aunque no existe una clasificación universal para el tipo de prematuridad, a continuación daremos una de las clasificaciones más aceptadas a nivel clínico: 

  • Bebé Prematuro extremo. Es el que nació antes de la semana 28  de gestación. Gracias al cielo, en este grupo solo se encuentran el 1-2% de todos los nacidos vivos.  
  • Bebé muy prematuro. Es el que nació entre las 29 y 32 semanas de gestación. 
  • Bebé prematuro moderado. Es el que nació entre las 32 y 35 semanas de gestación. 
  • Bebé prematuro tardío. Es el que nació entre las 35 y 36 semanas de gestación. 

¿Por qué sucede un parto prematuro? 

Cualquier mujer embarazada puede sufrir un parto prematuro, es por eso que a veces es difícil determinar cuáles son las causas por las que los bebés nacen antes de tiempo. Sin embargo, hay algunos factores que pueden aumentar el riesgo en el embarazo: 

  • Sangrado vaginal durante el embarazo. Esto puede ocurrir por una posición anormal de la placenta o por un desprendimiento prematuro de la placenta.  
  • Embarazos múltiples: mellizos, trillizos o más.  
  • Tener bajo peso al momento de quedar embarazada o no obtener el peso adecuado durante el embarazo.  
  • El consumo de sustancias adictivas y tóxicas como el alcohol, las drogas, el tabaco durante el embarazo.  Por ejemplo, las mujeres que fuman tienen más riesgo de tener un parto prematuro y de un retraso en el crecimiento intrauterino fetal. 
  • Tener un cuello uterino acortado. También puede ser haber estado sometida a una cirugía como la conización o traquelectomía. Los  miomas que deforman la cavidad endometrial. 
  • Presentar exceso de líquido amniótico (polihidramnios) o escaso líquido amniótico.  
  • Presentar, durante la gestación actual, infecciones como la pielonefritis, neumonía y apendicitis. 
  • Un periodo inferior a 12 meses entre el parto y la nueva gestación.  
  • Algunas enfermedades crónicas como la presión arterial alta, diabetes, enfermedades autoinmunitarias y la depresión. 

¿Cuáles son los cuidados que se deben tener y recomendaciones? 

Como mencionamos anteriormente, un bebé prematuro debe tener un cuidado especial, tanto en el tiempo que está hospitalizado como cuando ya está en casa de sus padres.  

En este caso te vamos a dar algunos consejos y recomendaciones sobre el cuidado que se le debe dar al bebe una vez que ya está en casa: 

  • Mantener buen aseo e higiene. Se recomienda lavarse las manos con agua y jabón antes de cargar el bebé. También se debe cuidar que la ropa y la habitación del bebe esté siempre limpia.  
  • Mantenerlo a una temperatura correcta. Debido a que los bebés prematuros tienen menos grasa corporal de lo normal, es necesario mantenerlos abrigados y con una temperatura correcta.  
  • Darle una buena alimentación. Los bebés prematuros se deben alimentar con leche materna, ya que esta ayudará a fortalecer su sistema inmunológico.  
  • Control médico. Los bebés prematuros deben recibir un seguimiento médico específico y especial. Esto se debe a que hay que llevar un control de su evolución neurológica, neumológica, cardiológica y endocrinológica. 
  • Estimulación neurosensorial. Es importante que los padres le proporcionen mucho cariño y contacto al recién nacido. Se recomienda que le hablen suavemente, que lo tengan en sus brazos y jueguen con él. Esto ayudará a que el bebé reciba los estímulos que le ayudarán en su desarrollo. 
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.